Header widget area left
Viewing posts categorised under: Taller Integrador Interdisciplinario

Inscripciones 2016

teller integrador jpg

Departamento de Taller Integrado Interdisciplinario

Equipo docente

El equipo docente está integrado por docentes de la Cátedra Taller y profesores de otras asignaturas que se desempeñan en carácter de “asociados a la Cátedra”, quienes contribuyen a la integración interdisciplinaria: OJEDA, Gabriel Eduardo – con Licencia Cargo: Titular Tarea: Director del Taller DESOINDRE, Alejandra Liliana – a Cargo Cargo: Prof. Adjunta Tarea: Colabora con Titular

Antecedentes

Como parte del proceso de cambio curricular, la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Nacional del Nordeste, ha implementando nuevos planes de estudio. Dentro de estos cambios, a partir de 1998 se introdujo una propuesta que apunta a producir transformaciones sustanciales y no sólo “de forma” en la propuesta curricular. Se partió de los elementos que surgieron del diagnóstico elaborado como parte del proceso de autoevaluación institucional de la Facultad, en el que se señalaba la problemática percibida por los docentes y estudiantes sobre la organización académica, los planes de estudio, las prácticas pedagógicas y la evaluación de los aprendizajes. Algunos de los elementos de dicho diagnóstico permitieron llegar a la conclusión de que se hacía necesaria la inclusión de una asignatura integradora como eje transversal en la currícula: Funcionamiento aislado de las cátedras: los docentes manifestaban desconocimiento de los enfoques y contenidos de las diferentes cátedras. Predominio de clases magistrales sobre otros tipos de estrategias que apunten el pensamiento autónomo y a la integración teórico-práctica por parte de los alumnos. Necesidad de conectar los conocimientos teóricos con la práctica. Necesidad de revisar cómo se incluye en el plan de estudio la formación específica de la práctica profesional. Propuestas de los docentes sobre la necesidad de realizar pasantías, prácticas en empresas, trabajos en el campo profesional, actividades prácticas más adecuadas a la realidad, talleres, etc. A partir de lo señalado en el punto anterior, la propuesta de taller se concibió como una estrategia para mejorar especialmente dos déficit importantes en la Facultad: La desarticulación entre las cátedras La falta de integración teórico-práctica a lo largo de la formación del futuro profesional. En este sentido, los objetivos del espacio curricular incorporado son: Desde lo institucional, conformar un espacio “informal” para la coordinación de las cátedras que lo requieran. Desde la formación de los alumnos, integrar los conocimientos teórico-prácticos de las diversas asignaturas a través de trabajos relacionados con la futura práctica profesional; aplicar las competencias adquiridas y/o desarrolladas en las asignaturas ya cursadas; lograr una idea integral de su formación profesional desde el primer nivel del Taller, sabiendo que las habilidades y competencias adquiridas se integrarán con procesos futuros. En el marco del Programa de Mejoramiento de las Dedicaciones Docentes, dispuesto por Resolución Nº 258/97 C.S., el Profesor Gabriel Eduardo Ojeda presentó el Proyecto: “Taller Integrador Interdisciplinario” para ser incorporado a la currícula de las carreras de grado de la Facultad. Dicho proyecto fue aprobado por el H. Consejo Superior por resolución Nº 783/97 C.S., incorporándola como asignatura obligatoria del nuevo Plan de Estudios 1998, para los ingresantes a partir de dicho año. El C.D. de la Facultad, por Resolución Nº 2983/97 designa Profesor Organizador del Taller Integrador Interdisciplinario al Profesor Ojeda y por Resolución Nº 2982/97 se aprueba el Proyecto ejecutivo del Taller Integrador Interdisciplinario para su inmediata implementación, estableciendo que el cursado de los módulos será optativo para los alumnos de Planes anteriores. Se inició el cursado de la asignatura, con carácter de optativa para todos los alumnos que quisieran incrementar sus prácticas y hasta el año 2001 cursaron más de 200 estudiantes, logrando excelentes resultados en cuanto a integración de conocimientos interdisciplinarios, técnicas de trabajo en grupo y realización de prácticas profesionales concretas. Desde el año 2002 están cursando los alumnos del Plan 1998 de las carreras de Contador Público y Licenciado en Administración como asignatura de carácter obligatorio y los alumnos de la Licenciatura en Economía, que la tienen como optativa.

Estrategica Pedagogica y Metodologia Didactica

Descripción de la estrategia pedagógica Tal como se lo concibió y se lo implementó, el Taller Integrador Interdisciplinario constituye un “eje transversal” integrador de contenidos aprehendidos por los alumnos. Por lo tanto, “El Taller” como asignatura no posee un programa de contenidos propios, su objetivo es la integración de los contenidos teórico-prácticos de las asignaturas ya cursadas por los estudiantes o que se vinculan hacia delante con asignaturas que están próximos a cursar. Su desarrollo se plantea en módulos de objetivos como ejes temáticos flexibles, de grados de complejidad creciente, cuyos alcances y contenidos específicos son definidos en función de la composición de la matrícula, de los procesos y progresos, cuya duración se resuelve en definitiva para cada curso, mediante la aplicación de la Didáctica Fundamentada Crítica (contextual). En este sentido, las cátedras relacionadas con “El Taller” tienen la oportunidad, en la interacción e integración, de incorporar y desarrollar aspectos novedosos, actuales y significativos no contemplados en sus respectivos contenidos curriculares, pero que resultan imprescindibles para una mejor formación de los futuros egresados. El diseño de la estrategia para este espacio curricular fijó los siguientes objetivos: Cognoscitivos: están delimitados por contenidos seleccionados de las principales asignaturas de las distintas carreras involucradas. Aspectos novedosos y de actualidad. Procedimentales: observación, análisis, diseño, construcción, manejo, determinación, confección, elaboración, utilización, participación. Actitudinales: interés, responsabilidad, curiosidad, respeto al pensamiento ajeno y de las normas. Sobre esta base, “El Taller” tiene las siguientes características distintivas: Es contextual, porque los puntos de partida y de llegada están definidos por el “capital cultural” o perfil de formación de los estudiantes al momento de iniciar el cursado, determinado a través de encuestas de evaluación diagnóstica. Se aplica la didáctica fundamentada crítica. Es dinámico, porque los objetivos de integración y por lo tanto las estrategias y metodologías se adecuan al grado de logros esperados de los estudiantes a partir de la evaluación diagnóstica. Es flexible, porque son los propios estudiantes quienes fijan la profundidad e intensidad de logro de los objetivos, bajo la guía y supervisión del equipo docente, respetando las particularidades individuales y del grupo. Se basa en un contrato didáctico que define los objetivos, las estrategias, los roles, las actividades, los sistemas de evaluación, las responsabilidades tanto del equipo docente como de los estudiantes. No posee definición de contenidos propios, sus objetivos se plantean a partir de los contenidos curriculares de las otras asignaturas que los estudiantes ya han cursado, como también mediante una articulación hacia delante, con asignaturas próximas a cursar. Se diferencia de las prácticas habituales en que el alumno es sujeto de su propio aprendizaje, fijando sus puntos de partida y de llegada. No se utiliza la clase magistral como recurso de enseñanza. El concepto guía no es el de transmisión sino el de construcción del conocimiento y la formación integral del educando. La estrategia pedagógica es de aprendizaje activo. Se utilizan como técnicas la dinámica de grupos, la charla debate, el análisis de vídeos. Se emplea el método de casos, la resolución de problemas y la elaboración de proyectos como estrategias de análisis de las partes e integración en un todo a través de la práctica profesional interdisciplinaria concreta. Se articula la enseñanza con la investigación y la extensión ya que se trabaja sobre casos concretos, en constante vinculación con el medio empresario, con entes, organismos y organizaciones públicas y privadas que tienen relación directa con el futuro profesional de los estudiantes. Los objetivos procedimentales se logran mediante la formación de los grupos que desarrollan su actividad bajo tutoría docente permanente, analizando las herramientas y procedimientos que más se adecuan a los casos que cada equipo de estudiantes se propone para su desarrollo. Los objetivos actitudinales son logrados mediante la observación, el análisis, la crítica y autocrítica constante, tanto por parte del equipo docente como de los propios estudiantes. Las situaciones de crisis y conflictos son tratadas en audiencias personales con los involucrados y en ocasiones puntuales se ha aplicado la mediación como recurso de solución amigable para situaciones complejas. La evaluación es permanente y abarca a todos los actores involucrados (alumnos, docentes, institución) y a todo el proceso educativo, incluyendo las estrategias y los recursos utilizados. Se realiza mediante la observación constante, la confección de fichas individuales y grupales, las opiniones libremente expresadas en reuniones, las monografías presentadas por los alumnos y la evaluación final del proceso que es realizada por los estudiantes. En las actividades académicas del Taller Integrador Interdisciplinario se plantean distintas modalidades: Reuniones de trabajo de cada grupo de alumnos, con apoyo tutorial. Tienen como objetivo el desarrollo de la actividad específica del grupo, basado en el autoaprendizaje, el autoconocimiento y la cohesión grupal. Reuniones plenarias de todos los grupos, con la totalidad del equipo docente. Tienen como objetivos principales la socialización de las experiencias de cada grupo y de cada integrante, el conocimiento interpersonal de todo el curso y la formación en conducción de reuniones. Reuniones especiales con docentes de cátedras relacionadas o profesores visitantes, en las que se tratan temas de especial interés o actualidad. La modalidad utilizada generalmente es charla debate. Reuniones especiales de proyección y análisis de vídeos relacionados con las temáticas de abordaje en “El Taller”, como “Liderazgo”, “Perfeccionamiento directivo”, “Tomando decisiones”, “El plan de acción”, “Negocios estratégicos”, “Influencia, poder y autoridad”, “Reingeniería de empresas”, “Marketing”, etc. Todas estas reuniones se realizan en el Aula Taller, la que fue diseñada especialmente para esta Cátedra y cuenta con mesas para trabajos en grupos de seis alumnos y permite realizar reuniones plenarias con hasta sesenta alumnos, en los días y horarios establecidos. El Taller se constituyó en una modalidad de trabajo en la que los alumnos son quienes elaboran sus puntos de partida y de llegada y los docentes colaboran y verifican para que pueda cumplirse aquello que los alumnos se propusieron, dentro del marco de los requerimientos dados por la Cátedra. Por lo tanto, las propuestas de los alumnos deben ser una solución al tema-problema que surge de la aplicación de la metodología ABP (aprendizaje basado en proyectos o problemas). Consiste en que el alumno resuelva problemas concretos en distintas escalas de complejidad y alcance un correcto nivel de definición de su propuesta, en una conceptualización integral de los distintos aspectos: organizacionales, contables, administrativos, societarios, impositivos, económicos, jurídicos, de auditoria, etc., todo ello dentro de un ambiente informatizado. El Taller se basa en crear en los alumnos la necesidad de recurrir permanentemente a los contenidos de las asignaturas teóricas y teórico-prácticas consideradas básicas para el cursado del nivel del Taller, a los efectos de integrarlos, consolidarlos y recrearlos ya que se aprende cuando existe la necesidad. Se redefinen los roles del Profesor y del Estudiante: El docente asume la tarea de orientación del proceso educativo, la coordinación y la evaluación del educando. Atiende las consultas de los cursantes, orienta a los alumnos, aconseja metodologías, técnicas de estudio, de relevamiento, bibliografía para preparar temas de estudio. Lleva a cabo el asesoramiento, aconseja las tareas de investigación a realizar por los cursantes, enseña a resolver los problemas, fomenta la autoevaluación. El estudiante se convierte en el eje fundamental del proceso de enseñanza-aprendizaje: éste se centra en el sujeto que aprende y no en el sujeto que enseña. El estudiante aprende a demandar orientación y ayuda. Los alumnos son agrupados en un número no mayor de 5 cursantes, los que consideran con el apoyo de un docente, los diferentes aspectos referidos al tema. Se requiere que cada grupo analice y discuta los temas sugeridos como ejemplos, pudiendo incorporar temas y supuestos especiales. En reuniones plenarias, las que no agrupan a más de 60 alumnos, los grupos discuten los acuerdos arribados, para obtener una conclusión que contemple la opinión de todos los grupos. Una vez conformados los equipos de estudiantes, estos eligen los días y horarios en que se reunirán en el aula, dentro de las posibilidades de infraestructura y personal docente, y de acuerdo con las otras actividades académicas a realizar durante el año. Las reuniones de grupo son de una duración mínima de una hora y media reloj y se realizan bajo tutoría docente. Las tutorías son rotativas, de modo que ningún tutor está afectado a un grupo de alumnos en particular. Las reuniones plenarias se realizan una vez por semana, su duración es de una hora y media, con la asistencia de la totalidad del equipo docente, pero son conducidas por un alumno, designado al efecto en cada reunión. La asistencia a las actividades en aula es obligatoria, tanto a las reuniones de los grupos, como a las plenarias y a las de temas especiales. El cómputo de la asistencia se hace bajo firma en planillas que suministra el equipo de tutores. La asistencia mínima para mantener la regularidad es del ochenta por ciento (80%) de cada actividad, y no son compensables. Las situaciones especiales son resueltas por el equipo docente previa justificación. La asistencia a las actividades presenciales no es sólo un requisito de regularidad sino que es también un elemento de evaluación como objetivos actitudinales. Los integrantes de los equipos deben adquirir y desarrollar aptitudes y actitudes de cohesión y mantenimiento de su grupo de trabajo, procurar por todos los medios la contención, el apoyo y la solución conjunta de los inconvenientes que se presentan en toda situación de trabajo colectivo. Como los resultados de todos los trabajos de los profesionales en ciencias económicas se plasman en informes, dictámenes, memorandos, escritos, es imprescindible adquirir habilidades de producción escrita. Por ello, dentro de los objetivos del Taller Integrador Interdisciplinario se plantea la presentación de Monografías relativas a las distintas actividades que se realizan. El equipo docente define qué contenidos o temas serán objeto de producciones monográficas, brinda la guía y apoyo necesario para su confección, fija los requisitos y las fechas de presentación. La evaluación de las monografías responde a una matriz que comprende aspectos tales como: pertinencia respecto de los objetivos de “El Taller”, contenido y fundamentación, aspectos metodológicos y morfológicos extrínsecos e intrínsecos, pertinencia y relación entre el diagnóstico y la propuesta, originalidad, conocimientos y procedimientos aplicados. El equipo docente del Taller se integró con profesores y auxiliares que responden a diversas formaciones de grado y dentro de la misma formación, a diversas orientaciones profesionales, de modo que se cubre con suficiente amplitud el campo laboral que ofrecen actualmente las carreras que se dictan en la Facultad.

Primeros Resultados

Con la incorporación del “Taller integrador interdisciplinario” al diseño curricular, desde que se iniciaran los cursos tanto para alumnos vocacionales como para los que la cursan como asignatura obligatoria, se han logrado los siguientes beneficios generales: Integración de contenidos correspondientes a diferentes Cátedras: con la metodología utilizada para el desarrollo de casos empresariales, mediante las técnicas de diagnóstico, simulación, análisis y resolución de casos, elaboración de proyectos. Dicha integración opera tanto respecto de los alumnos como de los docentes del Taller. Participación activa y creativa de los alumnos talleristas. Aporte de técnicas de trabajo y de razonamiento creativas y novedosas por parte de los docentes del Taller, que favorece el desarrollo de los procesos de enseñanza y aprendizaje. Desarrollo y fortalecimiento de la práctica profesional, mediante la integración de contenidos teóricos y prácticos. Manejo de herramientas tecnológicas para el ejercicio profesional. Tratamiento de temas de interés y actualidad, propuestos por los talleristas o por docentes de la Casa e invitados del resto del país y del extranjero. Favorecimiento del trabajo en equipo, desarrollándose en su seno las condiciones internas y las responsabilidades particulares y grupales, con permanente asistencia y apoyo de los docentes del Taller. Cuando estas condiciones no se dieran naturalmente, son fomentadas por los mismos integrantes. Vinculación de los alumnos de una carrera eminentemente técnica con aspectos metodológicos y tareas de investigación. Planteamiento de casos reales, por ambas partes de la relación, ejercitando la creatividad en la búsqueda de las soluciones y aplicando la metodología de investigación en torno al conocimiento previo. Surgimiento de propuestas para realizar trabajos prácticos como pasantías y prácticas en empresas que fueron debidamente evaluadas y aprovechadas por los alumnos. Afectación de tiempo para la coordinación pedagógica en relación con contenidos, objetivos, prácticas, etc., con los docentes de otras cátedras del mismo año y de años anteriores, para lograr integraciones horizontales y verticales. Desarrollo de técnicas no tradicionales de evaluación de los aprendizajes: por una parte, se aplica un mecanismo de observación continua que permite el seguimiento de los estudiantes. Pero no se evalúa al estudiante como único sujeto del proceso, sino que se evalúan todos los componentes del proceso: estudiantes, docentes, estrategias, metodologías, recursos. Se realizan encuestas permanentes durante el curso, las que permiten la aplicación de la didáctica fundamentada crítica (contextual) y los rediseños necesarios. Durante todo el proceso del Taller se promueve en el alumno una actitud de reflexión y crítica, de manera tal que le permite crecer, aprendiendo a evaluar su propio hacer y el de su equipo. Trabajando con críticas colectivas, constantes en cada etapa, con la participación de todos los involucrados -docentes y alumnos- basada en la construcción colectiva del conocimiento, de cada trabajo se pueden extraer lecciones para todos.

Conclusiones

Los resultados parciales logrados hasta el momento fueron evaluados como proceso en forma continua mediante las reuniones permanentes del equipo de Cátedra, y como producto a través de encuestas permanentes realizadas a todos los cursantes, del análisis de las monografías producidas, de las devoluciones y los intercambios que éstas generaron. En base a ello, luego de siete años de aplicación, con dos promociones de cursos obligatorios, puede concluirse que la experiencia cumple muy satisfactoriamente los objetivos propuestos en el Proyecto: Objetivos generales: se ha creado un espacio informal, que permite integrar los conceptos teóricos y prácticos de las diversas asignaturas a través del trabajo realizado por los grupos de alumnos, bajo la permanente tutoría docente. Objetivos específicos: los alumnos han demostrado capacidad para manejar el tratamiento interrelacionado de aspectos organizacionales, contables, societarios, impositivos, económicos, jurídicos, de sistemas, de auditoria, etc. Objetivos terminales: el Taller logra una coherente organización secuencial de los contenidos; permite el seguimiento del alumno; se produce una integración pedagógica. Objetivos conceptuales: los alumnos talleristas adquieren habilidades básicas concernientes a distintos aspectos del futuro ejercicio profesional, no sólo en una orientación generalista, sino que en algunos casos se detectaron orientaciones de especialidades. Objetivos procedimentales: los cursantes adquieren capacidad para identificar problemas, analizar posibles soluciones y los recursos necesarios en un marco de competitividad. Objetivos actitudinales: se ha logrado apreciar el valor del aprendizaje activo, desde la propia práctica y el intercambio de experiencias; los alumnos valoran la importancia de la comunicación con los otros integrantes de los grupos; reconocen los puntos de vista de los demás y buscan permanentemente soluciones innovadoras. Es necesario destacar que el grado de satisfacción en el cumplimiento de los objetivos propuestos puede vincularse al hecho de que los alumnos encuentran en el Taller un espacio no convencional, contextual, dinámico y flexible. Durante su trayecto los estudiantes no sienten la sensación de estar cursando una asignatura más de su carrera, sino que asumen su rol protagónico, ejercitan su responsabilidad en un clima de libertad y respeto tanto por parte de sus pares como del equipo docente, ya que la construcción metodológica que se plantea del Taller, implica un “espacio informal” aún cuando el cursado es obligatorio, en virtud de que se lo ha concebido como una alternativa de renovación pedagógica y su organización respeta ese espíritu. Expresiones de algunos estudiantes del Taller De los trabajos monográficos presentados por los distintos Grupos de alumnos del Curso 2003, extractamos algunas conclusiones: “Sentimos que tenemos un lugar dentro de la Universidad, donde desarrollarnos y evolucionar, no sólo a nivel académico sino también a nivel personal. Un espacio que nos permite aprender de nuestra propia experiencia, sin sujetarnos a enseñanzas teóricas plasmadas en libros…” Grupo 21 “Aquel ámbito en que los profesores no imponen su superioridad para impartir respeto y transmitir conocimientos, sino que nos tratan como pares. Ese espacio que siempre ansiamos tuviera lugar en nuestras carreras: aquél que nos prepara para enfrentar la realidad” Grupo 23 “Conseguimos favorecer la autogestión, la interrelación de múltiples conocimientos y variadas actividades y materias, llegando así a un máximo nivel de satisfacción y confianza individual y grupal, tarea que no hubiese sido posible sin la ayuda permanente de los profesores” Grupo 6 “Finalmente hemos logrado una maduración en los aspectos metodológicos, afectivos y académicos no imaginados ni pensados, pero que experimentada la misma nos dimos cuenta del valioso aporte realizado a la formación de nuestra vida profesional” Grupo 19 “Es importante destacar que el hecho de enfrentarnos a situaciones concretas permitió ampliar nuestra visión y actuar en forma más realista” Grupo 9 “La dificultad que más nos impidió avanzar fue admitir otro modelo de comportamiento, distinto al que efectuamos durante años. Finalmente logramos desestructurarnos de lo que estábamos acostumbrados en otras materias; entendimos que esta cátedra nos ha brindado herramientas básicas que nos servirán de aplicación en nuestra vida profesional ante situaciones reales” Grupo 14 “Hemos aprendido a defender nuestra postura con fundamentos válidos y esto nos llevó a investigar sobre cuestiones que desconocíamos totalmente o sobre las que necesitaban profundización” Grupo 18 “La forma interdisciplinaria de trabajo se vio enriquecida por los diferentes enfoques… El mayor aporte brindado por el Taller Integrador Interdisciplinario fue la preparación para nuestra actuación profesional” Grupo 1 “Aunque en un primer momento no conocíamos ni entendíamos los objetivos del Taller, hoy estamos seguros de la importancia de los mismos” Grupo 17 “El trabajo en equipo permite aprender a escuchar, intercambiar ideas, respetar opiniones, fundamentar los diferentes puntos de vista, relacionar conocimientos adquiridos anteriormente, discutir en forma ordenada y productiva sacando la mejor conclusión a través del consenso” Grupo 8 “Resaltamos que fue de gran utilidad la resolución de ejercicios, comprobando las ventajas que el mismo nos brindará en nuestra vida profesional” Grupo 3 “Tomamos conciencia de la utilidad del Taller en cuanto a la formación integrada para nuestro próximo desempeño profesional” Grupo 13